miércoles, 22 de octubre de 2008

21 Almanzor

En el año 981 Ibn Abi Amir (Almanzor) tiene todo el poder del Andalus iniciando una campaña militar contra Zamora y León, hasta donde llega después de atravesar Extremadura por Trujillo y Coria, y a punto está de tomarlas si una tempestad de nieve no se lo impidiera.
Este mismo año Vermudo -hijo de Ordoño III y de una gallega- se independiza en Galicia de León y lo encontramos haciendo una donación al monasterio de Vimarahes como rey, le apoyan los obispos de Coimbra, Viseu y Lamego. El 15 de mayo del 982 es consagrado y entronizado solemnemente en Santiago, se inicia la pugna con Ramiro y ese invierno tienen una batalla de suerte indecisa en la Portela de Arenas, cerca de Monterroso. Ramiro vuelve a León y Vermudo organiza su reino en Galicia. Así andaban los vecinos del Norte.

Almanzor al final aprovecha el cisma galaico-leonés y en el 985 un ejército cordobés entró en León apoyando a Vermudo y sometiendo a los rebeldes de Ramiro, Vermudo le queda como tributario y entra en León el 29 de septiembre, el 22 de octubre ya encontramos su firma en las Actas como rey. Este cisma regio será tremendamente negativo para la causa cristiana que Almanzor aprovechará ampliamente atrayéndose por cualquier precio a los condes portugueses.

Al año siguiente Vermudo decide sacudirse el impuesto de conquista por lo que Almanzor se asocia el bando contrario provocando la rebelión en Galicia de cuatro magnates y condes, a pesar del auxilio cordobés Vermudo fue contra ellos deshaciendo sus fortalezas y echando a sus moradores indefensos al llano. Los jefes huyeron con Almanzor enrolados en su ejército, eran Suero, Gundemáriz, Galindo, Osorio Díaz y Gonzalo Menéndez.

En Junio del 987 Almanzor entró en Coimbra dejándola de tal manera que en siete años estuvo desierta. Los condes portugueses hubieron de someterse al moro para conservar su dominio. Desde Córdoba al Duero mandaba Almanzor.

Al año siguiente los ejércitos moros avanzan hacia León destruyendo todo lo que encontraban a su paso. Vermudo se refugió en Zamora pero nadie pudo contener el avance musulmán, León fue asaltada y saqueada después de cuatro días de aguante, en el asedio murió heroicamente el conde Gonzalo González, Zamora capituló y Vermudo hubo de huir a Galicia. Todo el Sur del Reino quedó a merced de Almanzor que incendió iglesias y monasterios por doquier, con él iban los condes cristianos traidores. Al final quedó Saldaña gobernando León en nombre de Almanzor...

El año 997 desembarca en Algeciras un gran ejército marroquí. Humillados León, Astorga y Zamora: Almanzor se lanza contra Santiago directamente, siguiendo el viejo camino de los peregrinos que subían desde el Norte de África a Córdoba vía Extremadura, Sierra de Gata a Viseu y Coimbra. Entraban por Azuaga a Zalamea y Magacela, atravesaron el Guadiana por el castillo de Umm Yafar (Villanueva de la Serena), Campolugar, Santa Cruz a Trujillo. Me imagino el recibimiento de las tropas ligeras de Almanzor en la ciudad de Toryala y el ambiente anticristiano que se habría recrudecido a lo largo del Califato. Desde Trujillo pasaron el Tajo hasta Coria, descanso y oración antes de saltar a la Meseta porla Sierra de Gata. La primera etapa terminó en Porto.

Allí están la infantería y el armamento que llegaron por mar. Los condes del Duero y del Miño se ponen a sus órdenes avanzando hacia el Norte, pasaron el rió Miño en Valladares arrasando castillos y conventos, cayó la fortaleza de San Pelayo, los monasterios de San Cosme y San Damián, Vigo fue arrasado igual que Iría Flavia. En Santiago entraban el 11 de agosto. Almanzor solo respetó elsepulcro del Apóstol y al monje que lo custodiaba. Parece ser que hubieron de retirarse rápidamente a Lamego en Agosto, por una colitis colectiva, dicen, los moros fueron más Alá de donde debieron, hecho que algunos apuntan como milagroso. Almanzor y Vermudo nunca llegaron a encontrarse; un poco antes, el 29 de junio del 997, el Rey estaba confirmando un privilegio a favor de San Vicente de Pombeiro.

Almanzor, que tenía bien seguro su tambor, repartió el botín con los condes traidores en Lamego y procesionalmente siguió con las campanas de Santiago a costas y cuestas de cristianos su camino de vuelta hacia Córdoba, perdiendo en el camino alguna. Hasta Fez en Marruecos llegaron las campanas de Compostela que aun hoy las vemos utilizadas como lámparas en las mezquitas.
Llega el primer milenio

Vermudo se pasó los dos últimos años de su vida reconstruyendo los desastres generados por Almanzor. A finales del verano partió Vermudo de Galicia hacia León agobiado por la enfermedad de gota que padecía, murió al atravesar el Bierzo un jueves de septiembre del 999, fue enterrado en el monasterio de Vilanova y el 11 de octubre era coronado por el obispo Froilán en León su hijo de cinco años, Alfonso V; curiosamente la tutoría de este niño recaerá en Menendo González, hijo de aquel otro Menendo sublevado contra Vermudo diez años antes en Portugal. En 1002 muere Almanzor y Menendo rompe sus compromisos con Córdoba.

El diccionario de Madoz nos cita a Santibáñez el Alto en este año: «Esta villa se llamó antiguamente San Juan. El obispo de León, Fróila, por su testamento otorgado en 1002, dió a su iglesia una heredad en San Juan (in Sancti Joanis), comprada a Bellido Gallego y a Justo Navasfrías. Tomó esta población el apellido de Mascoras. Después se vino a llamar Santibáñez de Mascoras o de Masculles y últimamente Santibáñez el Alto». El hecho de esta posesión episcopal implica la inexistencia de fortificación en Santibáñez, nada estratégico en ese momento con los Altos defendidos desde las fortalezas de Almenarella.

Esto es perfectamente válido pues hasta el mismo año de la muerte de Almanzor los leoneses estipendiaban en Córdoba. Estos Bellido Gallego y Justo Navasfrías del testamento del obispo serían mozárabes de la Transierra y la heredad el viejo monasterio abandonado que estos individuos poseían por alguna querencia desconocida, aunque sospecho enraizada a la leyenda aquella de Teobaldo y los restos funerarios de su padre el conde Grimaldo.

A partir de 1009 estalla la guerra civil en Córdoba y de nuevo el Andalus se verá seccionado en reinos de Taifas. En 1022 a la muerte de Sapor comienza el reinado del primer aftásida en Badajoz, Abu Muhammad abd Allah, un miknasa de los Pedroches al que Sapor había nombrado gobernador de Mérida. Les quita el poder a Abd al-Aziz y Abd al-Malik (hijos de Sapor) que tienen que refugiarse en Lisboa.
El debilitamiento cordobés en Extremadura reforzará la influencia de mozárabes y judíos, liberizándose la convivencia al soltarse de impuestos y la cabellera más de un bandido en las serranías de la cordillera Diagonal de Cuarcitas; pasar el río Tajo era algo así como hacerlo por el Misisipí seiscientos años después.

2 comentarios:

Shinichi Kudo dijo...

Muy bueno su blog. De qué fuente ha obtenido la información de la batalla de Portela de Arenas en Monterroso?. Estoy buscando información sobre la batalla, y me gustaría profundizar más. Es la primera vez que leo que fue en el invierno, por lo que estoy seguro de que su información es buena. Gracias.

Shinichi Kudo dijo...

Muy bueno su blog. De qué fuente ha obtenido la información de la batalla de Portela de Arenas en Monterroso?. Estoy buscando información sobre la batalla, y me gustaría profundizar más. Es la primera vez que leo que fue en el invierno, por lo que estoy seguro de que su información es buena. Gracias.